menjar de nadal

El origen de las tradiciones culinarias navideñas

Navidad es tiempo de compartir nuestro piso de obra nueva, de reunirnos con la familia o los amigos alrededor de una mesa y disfrutar de los platos típicos de estas fechas. Las tradiciones culinarias navideñas dan calor a tu vivienda de obra nueva y la transforman en un confortable hogar. ¿Conoces el origen de estos platos típicos?

Empecemos por el tradicional pavo, símbolo de Navidad o de Acción de Gracias. ¿Sabes de dónde viene? Cuando los conquistadores españoles descubrieron el pavo en México, se vieron sorprendidos por su gran tamaño y carne fina. Estas aves domésticas fueron importadas a España para substituir el lujoso pero magro pavo real.

El pavo se convirtió en un alimento de lujo por su exotismo y su excelente carne. Tanto es así, que en 1530 formó parte del festín de coronación de Carlos V como emperador en Bolonia. También apareció en el menú de Navidad de Francisco Martínez Montiño, cocinero del rey Felipe IV.

pavo comida navidad
Imagen facilitada por cocinayvino.com

Si nos centramos en Cataluña, comunidad donde Corp edifica sus promociones de obra nueva, la Navidad se celebra disfrutando de un buen plato de “escudella” con “galets” y carne de olla, además de un segundo plato que puede ser el ya mencionado pavo o pollo relleno.

La tradición de comer “escudella” viene de las antiguas familias rurales que hervían los frutos de la cosecha y otros alimentos de la despensa. Su contenido se componía de carne de cerdo, cordero, gallina, buey, verduras y legumbres. En Barcelona, el caldo se servía con macarrones cortados y queso. Se cree que estos macarrones fueron los antecesores del “galet”.

La historia cuenta que, a principios del siglo pasado, en el barrio del Born de Barcelona vivía un fabricante de fideos nacido en Valls, Tomàs Guinovart. Durante su primera Navidad en la ciudad, visitó a un amigo que le sirvió la tradicional “escudella” de entonces.

A Tomàs le encantó, pero los macarrones se le escurrían de la cuchara. Al ser fabricante de fideos, se le ocurrió crear una pasta parecida a los macarrones pero de dos centímetros de largo. Al darse cuenta de su forma, parecida al caño de los botijos, la bautizó como “galet”, ya que en catalán el beber de estos recipientes se conoce como “beure a galet”.

La siguiente invención de Tomàs fueron estos galets de gran tamaño, creados para sorprender a sus amigos en Navidad. Cuando la propietaria de la casa los vio, se le ocurrió rellenar algunos con “pilota” de la “escudella”. ¡Fueron todo un éxito!

El día después de Navidad, el 26 de diciembre, es San Esteban. En este día, es tradición comer canelones. El origen de degustar este plato se encuentra en que los canelones se elaboraban con las sobras de la comida de Navidad. Una genial idea para aprovecharlo todo.

canelones de navidad
Imagen facilitada por ara.cat

Pasamos a los dulces, indispensables para terminar las comidas navideñas con una agradable charla en el salón. ¡No hay Navidad sin turrones! El origen del turrón tiene múltiples teorías. Unos opinan que se originó en la Grecia Clásica como un alimento nutritivo que daba energía a los atletas antes de las Olimpiadas. Otros sitúan su nacimiento en la península arábiga y cuentan que fueron los árabes quienes exportaron el producto por las costas del Mediterráneo.

turrones navidad
Imagen facilitada por okdiario.com

En la versión española, el turrón nace en la provincia de Alicante en el siglo XV. Por último, también existe la teoría de que el turrón se inventó durante el asedio a Barcelona de las tropas de Felipe IV. En esos días, se organizó un concurso para encontrar un alimento que no se deteriorara rápidamente. El ganador fue un ciudadano llamado “Torrons”.

En Cataluña, son muy famosos los turrones de Agramunt y se elaboran con avellanas o almendras, miel y clara de huevo.

Además de los turrones, uno de los postres típicos de Navidad son los polvorones. Su origen se encuentra en la Estepa de Andalucía, concretamente en el siglo XVI. En esa época, se utilizaba manteca de cerdo en la repostería porque había un excedente de grasa y de harina de trigo.

Su expansión por toda la península fue en el siglo XIX, cuando una mujer, Filomena Micaela Ruiz, empezó a vender sus mantecados por las diferentes poblaciones donde viajaba su marido transportista. Para que se conservaran mejor, Filomena los dejaba secar más de lo normal. Fue así como consiguió la característica textura del polvorón. ¿Sabes reconocer las diferencia entre un mantecado y un polvorón? Los polvorones se desmigajan más fácilmente que los mantecados, por eso acostumbramos a estrujarlos antes de disfrutarlos.

polvorones de navidad
Imagen facilitada por lasmilhistorias.blogspot.com

¿Conocías estas historias sobre los productos típicos de la Navidad? Son un tema muy interesante para compartir con tus familiares y amigos durante una agradable velada en tu vivienda de obra nueva. ¡Te deseamos que pa

No hay comentarios

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.