luz

Ilumina tu casa todo el año

La luz es vida. Esta radiación marca el ritmo diario y hasta puede llegar a moldear nuestro estado de ánimo. Su importancia es tal que la UNESCO en 2015 celebró el Año Internacional de la Luz i tiene una influencia caudal en todo lo que le rodea: geografía, vegetación y vida animal. No tiene nada que ver la convivencia en la mayor urbe del Círculo Polar Ártico, Múrmansk, con 307.000 habitantes (en la que hay oscuridad total durante 40 días), con la experiencia de vivir en la soleada Barcelona.

La noche polar, con muy pocas horas de luz natural, influye de forma decisiva en las funciones vitales de los habitantes de esas latitudes, sobre todo por falta de luz ultravioleta y vitaminas. Personas de entornos con escasez lumínica son más propensas a estar deprimidas y en estado de letargo. Por suerte, el clima mediterráneo ofrece temperaturas moderadas en invierno y un perfecto equilibrio entre el día y la noche. La mayor presencia de luz en verano nos invita a salir, relacionarnos y divertirnos.

En las sociedades occidentales pasamos más del 90% de nuestro tiempo en el interior de edificios. Entre la oficina y nuestra casa se reparte la parte más importante del día. Es por ello muy importante que prestemos atención a la iluminación de nuestros hogares (en la empresa nuestra capacidad de acción es más reducida). En Corp trabajamos para ofrecer viviendas que aprovechan al máximo la luz natural y para crear espacios acogedores. Para sacar aún mayor rendimiento a las posibilidades lumínicas, lo ideal es utilizar dos fuentes de luz diferentes en cada estancia. Así podemos crear diferentes ambientes, dependiendo de la hora del día y de la sensación que queramos crear (calidez, calma, energía…).

Y si tienes hándicap de luz en tu piso, no te preocupes, hay soluciones. Puedes recurrir al blanco y los ocres para potenciar la luminosidad, emplear cortinas finas y claras que dejen entrar la claridad del sol y espejos que hagan rebotar la luz y la amplifiquen.

Aunque no lo pensamos a menudo, la orientación puede ser responsable de un aumento del gasto de luz artificial y calefacción. Una mala decisión podría llegar a incrementar hasta en un 70% tus gastos energéticos. Dependiendo si el clima es más frío o cálido, tendrás que jugar y tener en cuenta las orientaciones norte, sur, este y oeste para sacar el máximo partido a la luz del astro rey.

En Corp sabemos que tu piso es tu morada, tu hogar, parte de ti… ¡Y con luz, mucho mejor¡

 

No hay comentarios

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.