descanso cama dormitorio

Especial descanso: ¿qué nos ayuda a dormir mejor?

Todos sabemos que descansar correctamente es muy importante para sentirnos bien, productivos y con energía durante el día. No solo cuentan las horas que dormimos, también la calidad del sueño. ¿Sabías que la elección del colchón, la almohada y la temperatura de tu dormitorio influyen en tu descanso? Te damos unos pequeños consejos para que disfrutes de un sueño reparador.

¿Cómo elegir un buen colchón?

La firmeza:

Lo más adecuado es un colchón de firmeza media, es decir, que soporte bien el peso del cuerpo pero no sea tan duro que resulte incómodo. El colchón ideal debe permitir apoyar el cuerpo de una forma correcta y natural. Si lo elegimos demasiado duro, no estaremos cómodos y si lo elegimos demasiado blando, nuestro cuerpo se hundirá y además no sujetará correctamente nuestra columna.

cama descanso

Necesidades especiales:

– Si tienes problemas de circulación, necesitarás un colchón flexible, que se adapte a tu cuerpo. También es aconsejable contar con un somier articulado para que puedas alzar las piernas o la parte superior del cuerpo, en caso de molestias.

– Los colchones antibacterianos y antiácaros son ideales para las personas propensas a las alergias.

Materiales:

Los colchones de látex se adaptan a la forma corporal y permiten reducir la presión sobre los hombros, la cabeza o las caderas. Cuando compres un colchón, asegúrate de que la capa de látex sea de más de 4 cm de grosor. Son colchones muy elásticos que te permiten moverte con naturalidad, manteniendo la columna vertebral en la posición correcta.

Si duermes de lado o tienes dolor muscular o articular, lo más adecuado para ti es la viscoelástica. Su efecto memoria reconoce la forma de tu cuerpo para proporcionarte un descanso óptimo.

Para las personas a quienes les cuesta dormir por el calor, lo mejor es un colchón de muelles. Este tipo ofrece un descanso más tradicional, sin la sensación de adaptabilidad al cuerpo de los otros materiales. Hay una amplia variedad de colchones de muelles, déjate asesorar para encontrar el más adecuado a ti.

descanso dormitorio adulto

Breves consejos a tener en cuenta:

– El colchón debe ser como mínimo de 18 cm de grosor.

– Debe medir 10 cm más que la persona más alta que duerma en él.

– Se recomienda cambiar el colchón por lo menos una vez cada 10 años. Los niños necesitarán cambiarlo un poco más a menudo. Clica aquí para saber cómo elegir el colchón de los niños.

– Airea el colchón a diario durante unos minutos y cámbialo de posición tres o cuatro veces al año para conservar su forma.

– Una funda en tejidos naturales y algodón, te ayudará a mantener tu colchón limpio.

descanso niños

¿Qué tener en cuenta para elegir la almohada?

La elección de la almohada no es un tema para tomar a la ligera. Durante todo el tiempo que dormimos, la almohada nos sujeta la cabeza y el cuello y, si es la adecuada, nos ayuda a mantener la columna vertebral recta. Usar una buena almohada te evitará dolores y problemas de salud.

¿Qué nos proporciona cada material?

– La fibra es fresca y transpirable. Es muy práctica porque se puede lavar.

– La viscoelástica se adapta a nuestra cabeza y cuello. Nos proporciona un descanso óptimo para la zona cervical.

– El látex es muy suave y agradable, además de ofrecer una ventilación que favorece la higiene.

descanso almohada

Dinos cómo duermes y te diremos cómo debe ser tu almohada

– Si duermes boca abajo elige una almohada blanda y fina que permita que la cabeza quede alineada con el cuerpo y no dificulte la respiración.

– ¿Duermes boca arriba? Decántate por una almohada de grosor y firmeza intermedios para descansar la nuca y las cervicales.

– Para los que duermen de lado, lo ideal es una almohada de dureza intermedia.

¿Cuándo deben usar almohada los niños?

Los bebés no necesitan utilizarla los primeros meses de vida pero sí podemos colocarla en la cama a partir del año. La primera almohada debe ser muy mullida y de un material hipoalergénico.

descanso bebé

¿A qué temperatura debe estar el dormitorio para descansar bien?

Cuando hace mucho calor, no podemos dormir… Cuando hace mucho frío, ¡tampoco! ¿Cuál es la temperatura ideal para dormir?

Cuando la temperatura está por encima de los 26ºC el mecanismo de refrigeración de nuestro cuerpo se enciende y no nos permite dormir con tranquilidad. Lo mismo pasa cuando estamos por debajo de 12ºC, nuestro cuerpo se activa para calentarnos y hace que nos despertemos a mitad de la noche.

Para dormir relajados y a gusto, el dormitorio debe estar entre los 15 y los 22ºC. Que esté más cerca de una u otra cifra dependerá de lo friolero/a o caluroso/a que seas.

descanso dormitorio

Esperamos que estos consejos te sirvan para disfrutar de los mejores sueños. Intenta llevar rutinas y horarios, descansa bien y empezarás el día lleno/a de energía. ¡Buenas noches!

No hay comentarios

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.