Sant Just _22-blog

¿Cómo decorar una habitación juvenil?

Si tienes un hijo adolescente sabrás que es una etapa difícil en la que no son ni adultos ni niños. Los adolescentes rechazan, por defecto, lo que recibieron en la niñez porque quieren construirse un mundo por sí solos. Entonces, la habitación que han disfrutado hasta ahora la verán demasiado infantil y un dormitorio adulto no va acorde ni con sus aficiones ni con su personalidad.

Si finalmente te has decidido a renovar su cuarto, pero sientes que nada le parece bien y no sabes cómo decorarlo para que le guste… No te preocupes, la clave está en hacerle partícipe del proceso para convertir su dormitorio en su espacio único, personal y favorito.

Estos 10 tips te ayudarán a la hora de iniciar vuestro proyecto de remodelación.

1.- Un espacio multifuncional

La habitación de un adolescente es su refugio y pasará muchas horas en ella, ya sea solo o con sus amigos. Digamos que es su “mini-apartamento” aunque no disponga de baño ni cocina. Para ello, deberá contar con 3 zonas: área de estudio, almacenaje y descanso.

¿Tienes dos habitaciones pequeñas (una para dormir y otra dedicada al estudio) separadas y te gustaría unirlas? Con la ayuda de nuestros interioristas, ¡eso está hecho! Contarás con un espacio integrado para cubrir todas las necesidades en un mismo cuarto. Si las prefieres separadas, también te podemos asesorar para sacar el máximo provecho de cada una.

2.- Comodidad y funcionalidad

La habitación del joven debe ser un lugar confortable donde se sienta a gusto y cómodo, consíguelo añadiendo cojines, almohadas, pufs… No debes olvidar que los adolescentes se encuentran en época de estudio, por lo que, además de ser cómodo, debe ser un espacio funcional donde pueda estudiar, organizar sus libros y hacer sus trabajos. Es importante aprovechar cada rincón para darle utilidad, con detalles como un enganche para colgar la mochila, un rincón donde guardar los objetos de sus aficiones (instrumentos musicales, skate, bolsa de deporte, equipo de snowboard…).

Ten en cuenta que para beneficiar su concentración, el área de estudio debe cumplir con estas tres premisas:

  1. Debe estar bien iluminada para evitar la fatiga visual.
  2. El escritorio y la silla deben estar hechos con materiales duraderos y seguros, diseñados para asegurar la correcta postura del cuerpo.
  3. Incluye algunos organizadores y cajones para que la mesa de estudio esté lo más despejada posible y no haya distracciones.

Calle Vergos - Foto 20-BLOG

3.- Un reflejo de su personalidad

No intentes hacer la habitación de tu hijo/a adolescente a tu gusto, recuerda que debe satisfacer sus preferencias. Convierte la habitación en un espacio que encaje con su personalidad, hecho a medida para que realice sus tareas diarias y decorada con artículos relacionados con sus hobbies. Dejad volar vuestra imaginación para encontrar la manera más creativa y original de hacerlo.

4.- Muebles básicos y útiles

Te recomendamos decantarte por muebles de formas simples. Si los muebles tienen movilidad, mucho mejor. ¡Así podrá cambiar algunos rincones de su habitación siempre que quiera fácilmente! Son muy útiles las cajoneras con ruedas, cajas para almacenar trastos bajo la cama, camas altas que albergan una zona de estudio bajo ella, zapateros colgantes…

5.- Almacenaje con mobiliario modular

La adolescencia es una etapa de cambios constantes, posiblemente su habitación también lo sea. Si no quieres encontrarte con el problema de que su armario ha quedado pequeño o ya no le gusta, elegid una combinación modular que pueda reorganizar cuando le apetezca o ampliar fácilmente.

Avda Diagonal Piso 1 - Foto 10-blog

6.- El capricho de contar con una zona de relax

Si la habitación lo permite, crea un rincón de relax con asientos cómodos y almohadas para que pueda descansar, leer o conversar con sus amigos en la intimidad de su habitación. En las habitaciones grandes, incluso puedes añadir un sofá cama y/o un mini-bar. En las más pequeñas, te bastará con unos pufs o almohadones en el suelo.

7.- La cama de invitados

Los amigos son muy importantes en la vida de tu hijo/a adolescente y querrá pasar el máximo tiempo posible con ellos. Ahora son su mundo. Para que su mejor amigo pueda quedarse a dormir siempre que quiera, instala una cama supletoria bajo la suya o decídete por un útil sofá cama. Quizás no te lo diga, pero te lo agradecerá infinitamente.

8.- Colores neutros con detalles de colores y murales pintados

Llega la hora de pintar y la discusión se enciende. ¿La pintamos de su color favorito? ¿No será muy estridente? ¿Y si queda sosa? No te agobies. Nuestro consejo es simple. Elige un color neutro de base y dale un toque de personalidad con alguna pared de color más intenso. Una idea genial es decorar una de las paredes con un mural pintado. Junto a Inèdit, los interioristas de Corp, podrás valorar diferentes diseños.

Sant Just _17-blog

¿A tu hijo/a le encanta escuchar música a todo volumen, jugar a videojuegos o tocar algún instrumento? El revestimiento aislante acústico es tu solución. Además de ser muy atractivo, aísla el ruido y evita molestar al resto de habitantes de la de la casa o a los vecinos.

Captura de pantalla 2017-08-04 a les 13.21.11 copia-blog

9.- Las cajas, aliadas del orden

No podemos decir que la adolescencia sea la época más “ordenada”. Lo más normal es que las habitaciones de los adolescentes sean un auténtico caos donde reina el desorden. No podemos conseguir que se vuelvan organizados de la noche a la mañana, lo que sí que podemos es ofrecerles herramientas para que les sea más fácil mantener su espacio limpio. Las cajas de todas las medidas son ideales para guardar distintos objetos y evitar que queden esparcidos por toda la habitación. Además, le aportará intimidad ya que podrá tener sus cosas ocultas a la vista de quien entre.

10.- Accesorios para decorar

Los detalles son esenciales. Utiliza plafones perforados o rejillas metálicas para colgar fotos o posters, lámparas de ambiente y objetos decorativos que haya conseguido en sus actividades extraescolares o viajes. Los adolescentes son muy recelosos con sus objetos, seguramente tu hijo/a preferirá guardar sus gafas de sol o colonias en su habitación. Encontrad juntos maneras creativas de guardarlo todo. Por ejemplo, un tablero perforado o una percha pueden ser un estupendo y original colgador de gafas.

¡Ya podéis iniciar juntos el proyecto de la nueva habitación! Si necesitas la ayuda de un profesional, nuestro equipo de interioristas Inèdit estarán encantados de asesorarte en el diseño, planteamiento y decoración del espacio.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.