poblado de iglús

¿Cómo es vivir en un iglú?

Disfrutar de tu vivienda de obra nueva es un placer para el descanso y la revitalización diaria. Aún así, en algunos lugares del planeta, la climatología es tan extrema que deben fabricarse viviendas especiales.

Una de las soluciones arquitectónicas más ingeniosas del mundo son los iglús de nieve. Hoy en día, se utilizan en las zonas árticas para protegerse del frío, ya que allí las temperaturas pueden llegar a 50 grados bajo cero. ¿Te imaginas cómo es vivir una temporada en un hogar hecho de hielo? Hoy, nos acercamos a este modo de vida.

Los esquimales, que son quienes más utilizan estas curiosas viviendas, viven en regiones del Ártico pertenecientes a América, Groenlandia y Siberia. Aunque también viven en cabañas de madera durante la época invernal, en verano inician sus expediciones por lo que necesitan crear iglús donde descansar.

interior iglú con esquimal
Imagen facilitada por lepaveblog.com

Los iglús son edificios en forma de cúpula, con un diámetro de 3 o 4 metros y una altura de 2 metros. Son capaces de soportar tormentas de nieve e incluso el peso de un oso. Los iglús están fabricados únicamente con piezas de hielo y nieve y los esquimales pueden fabricarlos en apenas unas horas. ¿Sabías que el proceso de construcción se realiza desde el interior del habitáculo?

Un iglú cuenta con una estancia amplia y cómoda y conserva la temperatura gracias a la capacidad aislante del hielo y a que el túnel de acceso tiene una superficie más baja que el suelo del interior, de manera que entra el oxígeno y sale el dióxido de carbono.

visita a iglús en la nieve

¡Los esquimales incluso calientan el interior con un fuego de aceite o grasa de foca! ¿Y por qué no se derriten por dentro aunque encendamos lámparas o pequeños fuegos? Esto es posible gracias a la forma redondeada del techo. Permite que el agua no gotee, sino que sea absorbida por las paredes.

hotel iglú nieve

En el interior del iglú, se colocan pieles en el suelo y las paredes para conseguir un hogar más cálido. De hecho, un iglú bien construido puede tener una temperatura exterior de -45ºC y disfrutar de 16ºC en el interior.

hotel iglú
Hotel SnowCastle, en Kemi, Finlandia. Imagen facilitada por traveler.es

También es posible unir distintos iglús con túneles. De esta manera, se crea un pequeño poblado donde pueden convivir varias familias.

¿Qué te ha parecido la idea de vivir en un iglú? Aunque pueda ser una buena aventura y merezca la pena vivirlo una vez en la vida, creemos que estarás mucho más cómodo y cálido disfrutando de tu vivienda de obra nueva Corp.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.