corp mundanca

10 consejos para que la mudanza no acabe contigo

Estrenar piso nuevo es una de las mejores sensaciones que se experimentan en la vida. Pero hasta que no lo tienes todo colocado, ordenado y empiezas a disfrutar de tu día a día, vas a pasar por una dolorosa e inhóspita experiencia. Ese trance tiene un nombre al que cuando te refieres se te ponen los pelos de punta de todo el cuerpo: la “mudanza”.

Pero no te preocupes; no es momento de entrar en pánico. Solo tienes que respirar hondo y estar atento. Te traemos unos prácticos y sencillos consejos que convertirán tu mudanza en una actividad lúdica, casi placentera. Como una de esas imágenes publicitarias con sonrisas perfectas…

1- NO TE HAGAS EL VALIENTE. Especialmente si es tu primera vez. No juegues a los superhéroes; considera contratar una empresa de mudanzas y pregunta a conocidos que ya han pasado por ello. Si eres de los que valora el tiempo, la comodidad y el desgaste emocional que supone un traslado de un piso a otro, tú solo encárgate de inventariar todo lo que vas a trasladar (para tenerlo controlado y ver que no se pierde nada al llegar al destino) y deja que los profesionales hagan el resto.

2- CONSULTA VARIAS PROPUESTAS. Y déjate recomendar por amigos y familiares que ya hayan contratado una empresa de mudanzas. Si finalmente has optado por contratar ayuda, no te quedes con la primera propuesta económica. Y sobre todo, busca un servicio que incluya seguro por pérdidas o desperfectos, asegúrate de que lo protejan todo debidamente y si el material necesario para transporte y empaquetado está incluido dentro de la tarifa.

3- PLANIFICA CON TIEMPO EL DÍA D. Especialmente si has decidido hacer la mudanza por tu cuenta. Un retrotiming te ayudará a planificar los días necesarios para dedicar a cada tarea. Ten en cuenta jornadas extra para imprevistos ya que una tarea siempre puede alargarse más de lo que habías imaginado.

4- CALCULA BIEN LA CAPACIDAD DE TRANSPORTE. Si vas a usar o alquilar furgoneta o camión, no hay hecho más desagradable que tener que hacer viajes de más y a deshoras, o tener que llamar al cuñado para usar su maletero por un triste error de cálculo.

5- TEN EN CUENTA EL MATERIAL NECESARIO. Y adquiere suficientes unidades para todos los que van a estar manos a la obra: cajas de distintos tamaños (para empaquetar y proteger las áreas comunes de tu escalera), cinta adhesiva, carretilla (no se vale “tomar prestado” el carrito del súper), rotuladores permanentes, tijeras, cúteres, papel de burbujas, sobres… Da por sentado que siempre tendrás que ir a por más; que no te pille en festivo.

6- HAZ LIMPIEZA. Las mudanzas son también una gran lección de vida, es el momento en el que nos damos cuenta de cuántas cosas innecesarias llegamos a acumular (y sí, también aprovechar para sacarnos de encima esos pongos de toda la vida, como la horrible figurita que te regaló tu prima para la boda).

7- DONA. Lo que tú ya no necesitas, otros los pueden aprovechar. Puedes encontrar asociaciones en tu localidad que les será de mucha ayuda libros, mantas, muebles, vajillas… Este hecho te ayudará a desprenderte sin remordimientos de ciertas cosas.

8- RECICLA. Separa los materiales en cada contenedor y para grandes cantidades o elementos grandes, infórmate de los puntos verdes y centros de recogida de tu barrio.

9- CONVIERTE LA MUDANZA EN UNA REUNIÓN SOCIAL. Hacer una mudanza también sirve para saber quiénes son tus verdaderos amigos. ¿Quieres comprobarlo? Menciona “mudanza” y ¡verás cómo desaparecen! Implica a familiares y/o amigos para que sean parte del equipo. Sirve unos aperitivos, margaritas, un poco de música y ¡voilá! Ya lo has vestido de happening. También sirve ser agradecido e invitarles otro día a comer; será todo un detalle. Y recuerda devolverles el favor cuando les toque a ellos.

10- EMPAQUETA CON SENTIDO COMÚN.
· No te pases llenando las cajas, sino no habrá Hulk que lo resista.
· No mezcles tipos de cosas en cada caja: la vajilla no la empaquetes con las toallas.
· Usa bolsas de basura resistentes para objetos blandos (como edredones, cojines o peluches). Su glamour es 0, pero te ayudarán a completar espacios en el camión y de paso te servirán para proteger muebles y objetos delicados.
· Etiqueta bien, de forma detallada, y evitarás el caos al llegar a tu nuevo hogar.
· Dispón de un kit de supervivencia. No olvides incluir medicamentos, gafas, cartera, DNI y algunas mudas de ropa. Es también esencial guardar en una carpeta todos los documentos importantes. De igual manera, objetos valiosos como joyas es preferible llevarlos contigo.

interior nina

BONUS TRACK. DATE UN CAPRICHO AL TERMINAR. Entre carga y carga, descansa y estira los músculos. Y al acabar la mudanza, ¿por qué no ir a que te den un masaje o pasar por el spa? ¡Te lo has ganado!

Siguiendo estos consejos no te darás ni cuenta y ya estarás viviendo en tu nuevo y flamante piso. Palabra de Corp.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.